UN HOTEL EN PLENA NATURALEZA

El Hotel rural Fuente del Sol es un exclusivo hotel de cuatro estrellas construido en 2006. Su arquitectura semeja un antiguo cortijo andaluz, con tejados de teja árabe, arquería en el patio central y paredes encaladas en el exterior.

El interior está cuidado al detalle, tanto en zonas comunes como habitaciones predominan la madera y el barro lo que le confieren un carácter muy propio y una atmósfera que invita al descanso y al relax.

Todos los días nos levantamos con la misión de ofrecerle en exclusiva una amplia variedad de servicios para satisfacer todas sus necesidades, disfrutando de una estancia repleta de bienestar y máximo confort, a lo que ayuda el entorno natural en el que nos encontramos.

LOS VALORES QUE NOS GUÍAN DESDE LA INAUGURACIÓN DEL HOTEL SON:

CALIDAD

Responsabilidad social y medioambiental

ORIENTACIÓN AL CLIENTE

INTEGRIDAD

TRATO PERSONALIZADO

TRANSPARENCIA

Nuestro amplio equipo de profesionales cuida a diario cada detalle para conseguir que el Hotel Fuente del Sol sea un punto obligado de parada y descanso para el viajero. Nuestro equipo de trabajo está compuesto por personas jóvenes y dinámicas, teniendo como única meta satisfacer a los clientes y cuidar de su bienestar.

sostenibilidad

Nuestra filosofía nos lleva a una búsqueda constante de la sostenibilidad. Reciclamos todo lo posible, por ello, tratamos de vivir sin plástico ni papel en la medida de lo posible. Favorecemos el turismo de naturaleza: senderos a pie, bicicleta, visitas al Torcal y a los Dólmenes de Antequera, intentado dar a conocer la cultura y costumbres de la gente de la comarca.

La adecuación del diseño a las condiciones climáticas y ambientales de la zona: La orientación al sur, porches, plantas que adornan todo el hotel y las pequeñas aperturas son medidas pasivas de ahorro energético que contribuyen a mantener nuestro entorno sostenible.

Tenemos un sistema de agricultura y riego basado en los principios de sostenibilidad y respeto. Trabajamos con agricultores de la zona y tenemos un huerto totalmente ecológico, usamos estiercol de caballo como abono.

Este respeto por la tierra nos ha llevado a producir gran parte de los alimentos que ofrecemos en nuestro restaurante: aceite, vino, hortalizas, huevos y carnes. Para regar nuestro huerto y jardines reutilizamos las aguas pluviales. Contribuimos al desarrollo de la economía local y sostenible tendiendo como proveedores a productores locales.

Los litros de agua acumulados nos sirven como medida de protección de los bosques en caso de que se produzcan incendios.

Calor generado a través de energía sostenible mediante el uso de placas solares y calderas de biomasa. Utilizamos placas solares para obtener el agua caliente.
Todos los desechos de alimentos posibles, son utilizados como alimento para animales y como abono orgánico para nuestros huertos.

Utilizamos nuestro propio lavadero de ropa para así evitar llevar la ropa a otros establecimientos con la consiguiente contaminación que esto conlleva. Los productos de lavado que utilizamos en nuestra lavandería son ambientalmente sostenibles.

En la medida de lo posible, utilizamos muebles y materiales de decoración antiguos en lugar de nuevos productos.

Restaurante ecológico con frutas y verduras de temporada.

Para calentar las zonas comunes, utilizamos leña recogida de nuestros bosques contribuyendo así a la limpieza de estos.

Un lugar idílico en el que poder desconectar de la rutina diaria y poder disfrutar del campo, montañas, naturaleza y tranquilidad que nos rodea.